Portal de la industria de los Servicios financieros. Noticias, Empresas, Eventos, Utilitarios, Red de Negocios e Indicadores financieros.

Seguros, polizas

Los cuatro temas que usted debe de conocer del contrato de seguro: 
 
1. ¿Qué es el contrato de seguro? 
 
Es el documento (póliza) por virtud del cual una empresa aseguradora se obliga mediante el pago de una prima a resarcir el daño o a pagar una suma de dinero al verificarse la eventualidad (siniestro) prevista en el contrato.
La póliza deberá constar por escrito, especificando los derechos y obligaciones de las partes, ya que en caso de controversia, será el único medio probatorio. Asimismo deberá contener:


a) Los nombres, domicilios de los contratantes y firma de la empresa aseguradora;
b) La designación de la cosa o de la persona asegurada;
c) La naturaleza de los riesgos garantizados;
d) El momento a partir del cual se garantiza el riesgo y la duración de la protección.
e) Monto de la garantía, y
f) Cuota o prima del seguro. 
 
    
Los plazos más importantes que se contemplan en el contrato de seguro son:

De aceptación: Período con el que cuenta el asegurador, una vez que el asegurado le propone la cobertura del riesgo, para decidir entre rehusarlo o aceptarlo; en la mayoría de los seguros no se establece (por regla general dentro de los 15 días siguientes al de la recepción de la oferta).

Carencia de cobertura: Término que transcurre entre el momento en que se formaliza una póliza y una fecha posterior predeterminada, durante el cual no surten efecto las coberturas previstas en la póliza. Dicha condición se maneja sólo en algunos tipos de seguro y debe ser previamente convenida entre las partes.

Tratándose de seguro de vida éste plazo no puede exceder de 30 días a partir del examen médico, si éste fuere necesario y si no a partir de la oferta.

De gracia: Es aquél durante el cual, aunque no esté pagada la prima, surte efecto la póliza en caso de siniestro. Consiste en los treinta días siguientes al vencimiento de la prima o de sus pagos parciales, en caso de haberse convenido éstos. Este es un plazo que se establece en la ley sobre el contrato de seguro y que no admite convenio en contrario.
 

2. ¿Quiénes intervienen en el contrato o quienes son las partes?  
 
La Aseguradora.- Es la compañía autorizada por la Secretará de Hacienda y Crédito Público para prestar el servicio de aseguramiento.

El Asegurado.- Es la persona que en sí misma o en su patrimonio está expuesta al riesgo.
Contratante.- Es el cliente de la aseguradora, la persona que suscribe la póliza y que paga por el servicio (pago de la prima).

El Beneficiario.- La persona que recibirá el pago por parte de la compañía de seguros, es el titular de los derechos indemnizatorios.  
 
   
Puede darse el caso de que dos o más de las últimas figuras, se encuentren en una sola persona. 
 
 
3. ¿Qué derechos y obligaciones tienen las partes, una vez aceptada la póliza? 
  
La Aseguradora:

• Entregar al contratante un ejemplar de la póliza en la que conste que las condiciones que en ella se estipulan han sido aceptadas por la aseguradora.
• Explicar al contratante, al beneficiario o al asegurado el alcance de la cobertura contratada y las condiciones en las que surtirá efectos, detallando las limitaciones a que esté sujeta.
• Cubrir el importe de la indemnización en caso de que ocurra el siniestro, es decir, una vez verificada la procedencia de la reclamación hecha por el beneficiario del seguro, deberá pagarle el monto que corresponda.
• Verificar la procedencia de la reclamación por cualquier medio que considere conveniente, como pueden ser investigaciones, peritajes, análisis, y en general cualquier medio que ayude a la compañía a conocer las condiciones en las que ocurrió el siniestro.
• En caso de no considerar procedente el pago, rehusarse a llevarlo a cabo, siempre y cuando esta negativa esté debidamente fundada.
• Si la aseguradora no cumple con las obligaciones asumidas en el contrato de seguro al hacerse exigibles legalmente, deberá pagar al acreedor una indemnización por mora.
• Responderá del siniestro aún cuando éste haya sido causado por culpa del asegurado, y sólo se admitirá en el contrato la cláusula que libere a la empresa en caso de culpa grave.  
 
El Asegurado:
• Contar con la garantía de que su persona o sus bienes están protegidos por los riesgos contemplados en la póliza, es decir, tener la seguridad de que en caso de ocurrir el siniestro, éstos serán protegidos o cubiertos por la aseguradora al amparo de la póliza.
• En caso de asegurar un bien, el asegurado tiene la obligación de tratarlos con el cuidado y las precauciones necesarias para evitar que ocurra cualquier tipo de siniestro, y en caso de que ocurra evitar realizar aquéllas conductas que pudieran agravarlo.  
 
El Contratante:
• Conocer las condiciones de la póliza y las coberturas, es decir, puede solicitar a la Compañía Aseguradora la información que requiera para poder decidir sobre la contratación del seguro, respecto a los siniestros que cubre y a las condiciones en las que se prestará el servicio por parte de la aseguradora.
• Toda vez que es quien contrata el seguro, deberá, una vez verificada la póliza, cubrir el importe de la misma.  
   
El Beneficiario:
• Comprobar a la aseguradora su calidad de beneficiario y proporcionarle toda la documentación que ésta requiera para que se verifiquen las condiciones en que ocurrió el siniestro.
• Una vez verificada la procedencia de la reclamación, tiene derecho a recibir el importe de la indemnización por parte de la aseguradora.  
 
4. ¿Qué otras cláusulas y condiciones podemos encontrar en este tipo de contratos?  
  
• Limitaciones a las coberturas, sujetas a preexistencia o alguna otra condición que se establezca en el contrato de seguro, éste sería el caso de las enfermedades preexistentes por la cuales la aseguradora no cubrirá el monto de la indemnización en caso de ocurrir el siniestro, o bien por falsedad o inexactas declaraciones hechas por el asegurado al momento de contratar un seguro.
• Vigencia de la póliza o tiempo durante cual la aseguradora asumirá el riesgo de que ocurra el siniestro, tiempo que será designado por las partes de común acuerdo.
• En el caso de que el seguro contratado sea de vida, el o los beneficiarios.
• La o las relativas a los medios de impugnación: Se refiere básicamente a los medios e instancias jurisdiccionales o no jurisdiccionales a los que el contratante, el asegurado o el beneficiario tendrán derecho a acudir para reclamar alguna obligación que se considere no cumplida por parte de la aseguradora.
• La o las relativas a la prescripción: Todas las acciones que se deriven de un contrato de seguro prescribirán en dos años, contados desde la fecha del acontecimiento que les dio origen  

Nota: Estas podrían considerarse las cláusulas más relevantes o significativas que se pueden encontrar en un contrato de esta naturaleza, sin embargo, existen otras que si bien no se consideran de gran importancia pueden constituirse en cláusulas de gran trascendencia, en algunos casos particulares. 
 
 
Fuente: Condusef

secretaría de economíaOrganismos de apoyo
Buscador de Empresas
Calendario de Eventos


Entre el

y el